De Rodillas y Llorando Terminó Maluma en México

De Rodillas y Llorando Terminó Maluma en MéxicoMalumama

Maluma realizó un concierto en Ciudad de México, que lo llenó de felicidad y le subió la temperatura a las 10 mil personas que asistieron.
El intérprete colombiano se presentó por primera vez en el recinto de Reforma, donde ofreció sus éxitos ante 10 mil personas.

El gran día del Pretty Boy llegó y con él las interminables filas y los sacrificios de sus fanáticos por estar en primera fila

“Llegué desdé las 3:00 de la madrugada con mi hermana para estar de primera. Maluma lo vale todo”, dijo Lola García una de las fanáticas.

Lola quiere que Maluma le firme en alguna parte del cuerpo y ella se lo tatúa.

Las puertas se abrieron a las 5:00 de la tarde y en cuestión de minutos el sold aot era real, tanto como la responsabilidad de un show impecable.

“Incluimos diferentes géneros no solo reguetón, tenemos electrónica, regué y unos bailarines internacionales”, expresó Mike Serda, organizador del concierto.

A las 7:00 en punto de la noche, Juan Luis Londoño más conocido como Maluma entra al escenario con uno de sus más recientes éxitos.

El paisa, con sombrero en mano, se le midió hasta a las rancheras. Y el famoso beso, ese que les pone a latir el corazón a mil a sus seguidoras, quienes sueñan con ser las afortunadas, en esta ocasión le tocó a una colombiana.

Al ritmo de “Borro Cassette”, Maluma puso a bailar por primera vez en su carrera al público del Auditorio Nacional, donde cerca de 10 mil personas, en su mayoría jóvenes de entre 15 y 25 años, corearon sus éxitos.

Con unos jeans y una chaqueta blancos, el colombiano presumió lo mejor de sus pasos en un escenario que se iluminó de colores.

El cantante presentó sus primeros éxitos como “Obsesión” y “Adicted”, tema en el que preguntó al público:

“¿Quién cree en la igualdad? ¿Quién se siente orgulloso de ser latino?”.

“México, gracias por hacerme sentir en mi casa, los llevo en mi corazón y les digo una cosa: yo voy a dejar de cantar hasta el día en que muera y para eso falta mucho”, expresó Maluma antes de abandonar el escenario para luego entregar el momento más romántico de la noche.

Al iluminarse el escenario con una delicada luz púrpura, el colombiano apareció en el centro del lugar para interpretar “Tengo un amor”. Utilizando una playera sin mangas, el colombiano invitó a una de sus fans a subir al escenario. Andrea fue la afortunada en estar sentada frente a Maluma y disfrutar del tema “Salgamos”.

“Andrea, ¿tú tienes novio? Te voy a decir que si tú tuvieras novio, tampoco me importaría”, dijo Maluma.
Coqueteo con la mirada, entre el calor de las luces púrpura, un abrazo y un beso en la boca, al final de la canción, fue lo que se llevó la seguidora del intérprete.

Arrodillado en el escenario, cubierto con la bandera de México y llorando de la alegría, Maluma hizo su sueño y el de muchos de sus seguidores realidad.